blog

EN NIMES CON JOSE TOMAS

La Tierra se detuvo el 16 de septiembre en Nimes. Durante dos horas el maestro José Tomás deleitó al planeta con un preciso control del espacio-tiempo y un arte del toreo sin precedentes. Seis toros fueron los compañeros de baile del maestro; lidiaron, saltaron, bufaron expresando vida y respeto por este control de los tiempos. El espacio elíptico del anfiteatro romano enfatizó la belleza con un dinamismo que no ofrece la plaza circular. Un espacio de dos focos que José Tomás convirtió en único y principal centro del Mundo.

La perfección no le dejó ni un minúsculo hueco al azar, arte y técnica se conjugaron en una simbiosis exacta desde la razón del conocimiento taurino.

Un instante concreto convertido en eterno que, junto a 16.000 personas, Espacio en Blanco y Negro tuvo la fortuna de percibir en vivo y que ya, ha adherido a su constante búsqueda cultural de la atemporalidad y lo invariable.

¡¡Maestro, eternamente agradecido por este regalo de vida y muerte del que tanto nos queda por aprehender!!

Dedicado a mi hermano de vida Alberto Morell

Dejar un comentario